jueves, 2 de febrero de 2017

Premio a cambio


Las cuerdas joden, es duro hacer que cante la guitarra. Y difícil y frustrante entonar si no se tiene oído y bonita voz. Y es pesado ensayar, repetir miles de veces. Y me pregunto por qué molestarse otras tantas.
La respuesta (y lo escribo con la guitarra en el regazo) es que si consigues el premio, siempre es mayor que el dolor, el esfuerzo, la mierda por la que se pasa.
Bichos promocionales: