lunes, 30 de marzo de 2015

Estuve engañado pero he visto la luz...tralará

Con el rock, estuve engañado, pero ahora he visto la luz oh señor...¿y cómo? ¿y por que? Por pasión por tocar, por intentar una vida menos mierdosa.
Pero en los últimos años he visto la luz por vez primera, oh señor! tus designios convertidos en unos y ceros me han mostrado LA información...Y casi me da vergüenza admitirlo. Lo hago por si le sirve a alguien. Pero todos preferimos las dulces mentiras a la realidad. También, oh señor perdona la osadía, lo hago por un estúpido sentido de revancha. En parte contratante.

A ver, quieres ser un personaje del rock? una especie de clásico urbano del que perfectos extraños cuentan anécdotas? un hito turístico de tu ciudad? Imprescindible tus pintas de rocker y estar relacionado con otros como tú, la élite! los que van siempre a los mismos bares y eventos y se sorprenden cuando aparece uno nuevo. Merecen la esterilización para que no traigan niños doblemente traumatizados.
Pero no, mejor no hablar de ciertas cosas. Que si no te llaman amargao o huyen de ti porque no eres élite. En el sistema de mamoneo, si eres pobre mamas doble. Si te da igual, a ellos mucho más. Seguirán a lo suyo, chupando de cientos, tontos, redundantes, inútiles...a 5 euros el cubata y 20ytantos la entrada...para ver grupos mierdosos, aburridos hasta el estertor mecagoenlaputadeoros. Pero no, mejor no hablar de ciertas cosas.

Porque no hay más circuito que el que se inventan. Gracias a internet y hacer amistad con las personas adecuadas, puedes conocer la REALIDAD. No lo que cuentan. La REALIDAD (oh señor):
-Andalucía no está en ningún circuito. Si viene algún grupo por aquí es atraido por el solecito y la playa.
-Los circuitos, de motos. Que unos pijosdemierda de una ciudad se junten con otros pijosmierda de otra para hacer sus historias elitistas a las que van solo ellos NO ES una gira, ni un circuito, ni una escena
-Y lo que hacen no es música. Es pastiche. Cogen los mismos modelos, los copian, los revientan, los recitan, se los ponen en camisetas, cuanto más caras mejor, para ser reconocibles del tirón.
-El mismo lloriqueo una y otra vez. Las mismas estructuras. Ahora fuerte, ahora flojito, ey! que la bajista toca el clarinete también y hay que meterlo. Ey! que me he comprado por internet una tabla de lavar de Misouri y hay que meterla.
Pero da igual. Todo te da igual. Solo importa tu idea fija. La imagen que te has montado en tu cabezón del estereotipo que quieres parecer. Tú. Siempre tú. Tú quieres, tú mueres por entrar en el circuito. Que te reconozcan, hacer amigos...¿Tienes euros? empieza a invitar a farla y rondas y a lo mejor te contestan en Ipunkrock.
-Esos que dicen que van y tocan y sacan discos y salen en Mordorsonoro o KKdelux y tienen tres trillones de seguidores en internet...a esos...les paga el alquiler papá. O mamá. O la parienta.
-En el último bolo sacaron 3 euros y una púa que encontraron en el suelo.
-Pero son los mejores del circuito, cuidaito. Tocaron en Madrid. Exitazo. Fueron los teloneros, sus novias, sus primos segundos y el camarero que libraba, que no tenía plan el hombre.
-A veces lo petan. También eso es la REALIDAD. La Élite gusta rodearse de Élite.
-Se llega a élite por motivos variados: pasta, relaciones, furor en la entrepierna, dealing cositas...y el tipo que más me gusta: el que llegó primero y pisaría a su madre para seguir disfrutando de mamoneo, cosas gratis, ser una figura de acción para jóvenes impresionables, poder vivir fuera de casa sin trabajar gracias al amigo forrado que apenas me cobra alquiler...cualquier cosa menos un trabajo donde sería un don nadie, pero al fin sería útil.

Pero no, mejor no hablar de ciertas cosas.
Mejor no decir que te miran raro si sigues tocando después de los 30.
Mejor no criticar a nadie ni defender la autogestión, vaya que vengan los del centro social "okupado" y te dejen mal. Porque mira que es raro que un centro okupado esté siempre mendigando ayudas y las reciba de partidos políticos. Mira que es raro que sean buenecitos y pidan permiso para todo. Si esos son los revolucionarios, que me encadenen ya.

Pero no, mejor no hablar de que no se puede tocar.
De que tenemos internet, móviles que podrían llegar a Marte solos, no sé cuantas redes sociales, actualización al segundo, GPS y más radiaciones que Chernobyl, pero nos falta verdad y respeto. Verdad para expresarse claramente y no ese discurso "bien queda" que no dice ná. Respeto por los otros con los que te comprometiste pero dejas tirados via whatsapp. Gracias mamá por el nuevo móvil.

Pero no, mejor no hablar de que vas al Este o al Oeste y oyes el mismo runrun desalmado que te mata más rápido que fumar. Que vas al Norte y están mucho más orgullosos de ser imbéciles y se creen superiores por ello. Élite. Casta. Digo, caspa.
Las mismas vistas. Los mismos bocatas. Las mismas estafas. Las mismas mangueras de aire con las bocas rotas. Las ofertas-estafas. Empeñando mi bazo para llenar el tanque. Todos debemos ser millonarios porque, los mismos precios. Los revueltos de espárragos preparados con huevina y precongelados. El rey de los pollos con-alitas-a-medio-desarrollar. Gente con los que sería legitima la eugenesia porque, "ellos son así" y "lo valen".
Gente que temen ser señalados. Que temen ser apartados del rebaño y comulgan con ruedas de molino. Vamos, que se las comen doblás por no ser un paria.

Mejor no hablar de las Élites. Que te ponen en la lista negra. Te blacklistean, jabe? El Velvet, El Drunko, La Cochera, La Invisible, El CAC, El MAF, El Cof, El fuck. Los antifascistas y libertarios de la UMA, subvencionados. Con paguita. Liberados de éste o aquel sindicato...Esas cadenas ¿vienen ya, coño?

El rock es una cosa muy colonialista. Y muy capitalista. Y consumista que te cagas. Y manda los mensajes que juras que rechazas. A través de tus tópicos, de tu imagen, a través de tu boca misma. Tú, revolucionario de pegatina. Tú, punky reggae party.
Pero no, mejor no hablar de la contracultura. Sobre todo de la neutra que se quiere llevar bien con todos.
Mejor no hablar de ciertas cosas.