martes, 17 de marzo de 2015

2 Revelaciones

que os serán útiles en la próxima reencarnación:

- Los verdaderos son los auténticos mentirosos. Los que se han librado mucho del discurso oficial y de su persona social y muestran un personaje que es, al menos, más querido.

- Buscamos soluciones, definitivas, respuestas, revelaciones, despertares, nirvanas...y no paramos de buscar...

Echadle un ojo al blog "hardcore zen". Pone buenas cosas en vez en cuando.
Sona Naomh Pádraig meisce!

lunes, 16 de marzo de 2015

¿Qué pasa con el rock?

Gracias a las redes sociales estoy al tanto de grupos de TODO el mundo. Me llegan invitaciones a eventos de toda clase en cualquier parte. Luego veo las fotos de esos eventos: demasiadas veces el grupo tocando para cuatro gatos. Sobre todo pasa en los países más ricos y a grupos amateur. En paises "en vias de desarrollo", se ve bastante más público aunque los grupos no sean conocidos.
Luego en esta España de dios es cristo, solo se ve público cuando viene Metallica, AC/DC y demás dinosaurios. Esos eventos se llenan con gente que ni escucha rock habitualmente...

Otra consideración: ahora se ve gente con equipazos carísimos...que no tocan! Yo empecé a tocar a principios de los 90. Por entonces era impensable gastarse mil y pico euros (ponle 200.000 pesetas) en guitarras, amplis o lo que sea y no tocar. De hecho, los únicos que tenían instrumentos "de marca" eran músicos cuyos grupos u orquestas tocaban a menudo, viviendo de ello en algunos casos.
Ahora a cualquiera le da el avenate (arranque de locura) y se gasta una pasta:
- sin saber tocar
- sin estar en un grupo
- estando en un grupo que no toca apenas
- estando en un grupo que toca poco y que no cobra nunca

Llamadme loco, pero no le veo sentido (expresiones como "es un hobby" y "por gusto" te descalifican de inmediato).

Y como soy hombre de ciencia, aporto ejemplos empíricos; Hace dos meses un conocido grupo nacional hizo una pequeña gira junto con otro grupo guiri. Tocaron en varias ciudades españolas. En Madrid fue donde mejor salió. Tocaron un sábado para setenta personas. A diez euros la entrada. De cada diez euros, siete eran para los grupos y tres para el bar. O sea:
700 euros en taquilla = 490 para los grupos, 210 para el bar

Pero el alquiler del bar les costó cien euros a los grupos. Entonces:

490 - 100 = 390 euros a repartir entre dos grupos formados en total por 5 personas. Lo que nos da 78 euros para cada uno de los 5 músicos. Sin contar gastos de gasolina, comidas ni estancia.
Los gastos de gasolina son algo más de 100 euros desde el concierto anterior y hasta su ciudad de origen.

Hacer noche en Madrid puede salir barato, sobre todo si tienes amigos y se puede subsistir a base de sandwiches y cerveza de gasolinera (je-je). Pero la conclusión es que apenas se cubren gastos y eso que hablamos de un concierto en Madrid de un grupo muy conocido en el "underground oficial" patrio más un grupo guiri muy interesante...¿que le pasa al rock?

Tengo un par de teorías más que plausibles. Tienen que ver más con tendencias sociales-culturales y con la economía que con los grupos en sí. Cuidao, los grupos tienen su parte de culpa: aceptan unas condiciones que no les benefician nada. Es como jugar a las cartas sabiendo que están marcadas y que los demás jugadores conocen las marcas pero tu no.

Le debo mucho a mi interés por el rock. No solo el disfrute, también he aprendido muchísimas cosas, desarrollado habilidades, he adquirido información de la que no tenía ni idea gracias a ese interés. Pero hacer música se ha convertido en algo casi privado. Salir a tocar con tu grupo es prácticamente imposible. Ni siquiera de gratis. Muchas salas recelan de los grupos porque "les espantan la clientela".

Seguirán saliendo grupos. Algunos tocarán. Muy muy pocos vivirán de ello. Seguirá el rock, sin duda. Pero su popularidad dependerá (como hasta ahora) de si unas cuantas multinacionales quieren hacerlo popular. Fuera de esas "supra-condiciones", solo hay lo que veis: poca asistencia a los conciertos, nulas posibilidades de mejorar. Repito, una parte de la culpa es de los que aceptan esas condiciones y juegan el juego que no pueden ganar.

Y ahora, anécdota que parece no venir al caso: Jack Kerouac, finales de los '60, era una "leyenda viva" y le contrataban para conferencias. En una universidad, Kerouac sorprendió a todos con su mensaje: "cortaos el pelo, estudiad, seguid las normas y conseguid un buen empleo. Lo que hice fue de locos y casi todos los que siguen ese camino acaban mal".
Seguirá habiendo músicos y seguirá el rock, por supuesto. Pero hay que mirárselo y ver nuevas formas de hacerlo.