sábado, 31 de enero de 2015

Otra guitarrrra


Este proyecto empezó con las sobras de otro anterior: la guitarra de 20 euros. Fue una guitarra tipo Les Paul custom de marca Maya (hecha en Japón a finales de los 70 o principios de los 80) que compré con el mástil partido en un mercadillo. Ese mismo día y en ese mismo mercadillo había otra similar con la misma rotura. Y da igual que sean copias, Epiphone o Gibson: las tipo SG y Les Paul se rompen con sospechosa facilidad por esa zona. Un golpe no muy fuerte las parte. La poca madera que hay en esa unión, el ángulo del clavijero y la tensión de las cuerdas son los motivos, pero ya podían haber dado con una solución...estoy seguro que debe haber copias y modelos basados en SG y LP que no tengan ese problema...pero nada chico, los tontos siguen comprando Gibson y en su defecto Epiphone. Cuando una tipo Fender es casi indestructible...y si llega a partirse, se le puede poner otro mástil fácilmente y hay recambios baratos y en abundancia. Aparte de que tienen mayor rango de sonidos, Stratos, Jazzmasters, Jaguars, Mustangs tienen tremolo. Para que una LP o SG tenga tremolo (tipo Bigsby), añádele otros 300 euros como mínimo...


Total, paro de criticar. Vuelvo a mi guitarra bastarda. El mástil, partido. Imposible de recolocar. En un principio lo descarté. Usé la electrónica de aquella guitarra Maya para la guitarra Primavera, que enseñé en una entrada anterior. Meses después apareció por un foro online de guitarra ese cuerpo rojo y zurdo de SG. Y por un precio poco superior a lo que costaba el envío...siempre he querido una SG. Pero cuando más joven era casi impensable. No solo por el precio, sino porque los modelos que más me gustaban no solían fabricarlos para zurdo.
Ahora podría comprar cualquier modelo, pero me he convertido en un "eco-mierder" más interesado en reusar objetos descartados y darles nueva vida. Y siempre estoy abierto a aprender, ¿por qué no intentar hacerle un nuevo clavijero? He visto muchas reparaciones de ese tipo, de hecho parece que quedan mucho más fuertes después de la reparación que cuando salen de fábrica...sin comentarios.
Lo he hecho con madera reciclada también, la que tenía a mano, seguramente pino proveniente de algún palé. La forma cortada con sierra de calar y el grosor con serrucho. El acabado es así porque quería que se vea la madera. El mástil ha vuelto a servir y está sólido, aunque para la próxima vez he aprendido varios trucos.


La electrónica: pastilla cromada regalada por uno que cambió las suyas y la otra proveniente de una guitarra argentina marca Faim (otro proyecto-donante anterior). Puente: trozo de metacrilato encontrado en la basura, trabajado hasta conseguir la forma. Cordal y pirulos del puente de la guitarra Maya. Botones de los potes: de un televisor de los setenta. Botones para la correa: tornillo, trozo de muelle y arandela.


Coste total del proyecto: 32 euros


lunes, 26 de enero de 2015

Contando secretos (o no) ...me la suda.

Loco de la afinación! sí, a ti!
Ese "tono único" de algunos grupos por los que babeas, no salió por afinar bien y tocar con instrumentos de primera...más bien lo contrario. Hay montón de ejemplos. Podría ponerlos. Pero me remito al título...


Síiiii, me la suda. Haz algo tú solo. Infórmate.  Que hablas muu ligero...