domingo, 28 de octubre de 2012

Weedeater

Comeyerba



Quizá Leo Fender no lo pensó, pero el fin último de las guitarras y los bajos electricos es sonar así.