domingo, 21 de octubre de 2012

Manual de guerrilla para el guitarrista novato

Toca canciones simples de pocos acordes, olvídate de las florituras al principio.

Cuando ya sepas tocar a tiempo y afinado, en las escalas encontrarás mucho juego para improvisar, hacer armonías, riffs, licks, solos y su puta madre.

Respeta los tiempos, todo el tiempo. Incluso para perder el ritmo, hay que tener muy claro el ritmo. Toca con un metrónomo, caja de ritmos, teclado, lo que sea. Preferiblemente un cacharro físico mejor que software y pantalla de ordenador: si quieres aprender a tocar, toca, no estés mamoneando en el ordenador o con el iphone.

Usa los acordes que sepas y práctica algo todos los días. No quieras aprender de golpe, es algo que lleva tiempo y esfuerzo. Se práctico: es mejor una mala canción terminada, que cien ideas geniales. Mis primeras canciones por ejemplo solo tenían dos acordes porque eran los únicos que sabía y cambiaba bien.

Las lecciones, cursos, profesores pueden ser de ayuda si tienes suerte o si filtras los contenidos bien, pero es mucho mejor que te centres en lo que realmente quieres tocar y lo aprendas desde el primer momento. Ejemplo: si no quieres tocar bossa nova ahora mismo, no necesitas aprenderla aún.

No gastes dinero en mejorar equipo hasta que toques con soltura por lo menos 20 canciones, hayas probado todas las posibilidades de tu equipo y reconozcas por tí mismo qué fallos tiene y que necesitas para mejorar el sonido. El ecualizador (graves, medios, agudos) de tu ampli te sorprenderá.
La "marquitis", los mitos, los prejuicios sobre calidad de los instrumentos no pertenecen a la música, sino al comercio. Conozco muchos "músicos" que antes de saber poner un acorde, ya tenían varias guitarras. Por otra parte, he visto guitarristas increíbles tocando con amplis de 20 watios y guitarras de desecho.

Ten en cuenta siempre que la música en directo no tiene por que parecerse a la música grabada que escuchas. Es más, no debe. Es normal que en tu dormitorio o cutre sala de ensayo por horas no suenes como Muse o el último grupo de moda. Hay un abismo entre lo que tocas y esos grupos. Por mucho dinero que gastes, ni te vas a acercar a la idea que tienes. Y no es cuestión de habilidad tampoco. Si quieres tocar versiones y practicas mucho, podrás tocar incluso mejor que el original, pero no estarás creando tus propias canciones ni mejorando tus recursos propios.

El afinador es tu amigo...evita los de pantalla de cristal líquido, mejor de leds o de aguja electromagnética.

Aunque tu guitarra sea una patata, llévala a un amigo con más experiencia para que la ajuste. Muchas veces solo se necesita 3 en 1, destornillador y alicates para mejorar mucho una guitarra eléctrica.

El óxido se quita con zumo de limón y una limpieza posterior con 3 en 1.

Compra un "winder", es un cacharrito de plástico que vale uno o dos euros y sirve para enrollar las cuerdas más rápido y mejor.

Las cuerdas rotas se puede reutilizar siempre que lleguen desde el puente hasta el clavijero. Yo casi nunca corto el exceso de cuerda,  lo enrollo en el clavijero. Eso aumenta las posibilidades de reutilizar la cuerda si rompe (afirmación no apta para haters, enteradillos y puristas de medio pelo).
Si las cuerdas rompen por la parte del final (el boliche) también se pueden arreglar haciendo un nuevo nudo con la cuerda al boliche: pasas la cuerda por el boliche, la doblas, coges el boliche con un alicate y la cuerda con otro y los giras para anudar. Las primeras veces quizá no salga muy fino, pero ya mejorará, es parte del aprendizaje.
Con los puentes tipo Floyd Rose, los boliches se cortan y se ajustan las cuerdas directamente a las presillas del puente.

Hay "vida" fuera de la afinación estándar y los acordes convencionales. Prueba a bajar la afinación (a Re a Do, ayúdate del afinador), usar afinaciones "Drop": suenan más gordas, las cuerdas están más blandas y sin esas afinaciones no existiría el metal, el grunge y otros subgéneros.

Hay formas de tocar algo patateras pero muy efectivas y rápidas de aprender: los acordes de quinta por ejemplo. Básicamente son dos notas tocadas a la vez, normalmente en las cuerdas gordas. Los acordes de octava, los de "barré": con un solo dedo pisas dos, tres o cuatro cuerdas.
Siempre cuento la misma anécdota: cuando llevaba más de año y medio aprendiendo y prácticando aún no sabía tocar gran cosa. Estaba empezando a dominar los acordes de cejilla. Mi grupo tocó en un festival con otros muchos grupos y vimos a un guitarrista cojonudo. Era un chaval de mi edad. Después de su actuación le pregunté cuanto tiempo llevaba tocando. Me dijo que solo dos semanas con el grupo y como dos meses desde que cogió su primera guitarra! solo tocaba con quintas y algún punteillo, pero le sacaba un sonidazo!

Es preferible no estar en un grupo a tocar algo que no te gusta solo porque tus compañeros se niegan a afinar distinto o intentar otros estilos.