sábado, 17 de junio de 2017

Es curioso (lo de Mahou)

Es curioso como datos que vienen de fuentes sin nada en común acaban complementándose:
Me gustan los sitios abandonados y su historia. Sigo un blog de pueblos abandonados. En las entradas cuentan como era la vida en ellos.
La mayoría fueron abandonados en los 60 y 70. Y todos celebraban sus fiestas populares con músicos contratados. Músicos tradicionales que trabajaban por toda la región de pueblo en pueblo. No era raro el caso de tener que posponer una celebración porque los músicos no estaban disponibles.
Lo podeis consultar repasando el siguiente blog:
http://lospueblosdeshabitados.blogspot.com.es/

La sociedad ha cambiado. Por diversos motivos ahora no se requiere tanto a los músicos. Y pienso que hay más músicos que nunca. No solo profesionales, sino muchos "hobbystas" que no tienen problema en hacer de gratis el trabajo del que dependen los profesionales. Términos que pueden definirlo: "competencia desleal", "intrusismo", "dumping laboral". Los hobbystas se defienden con argumentos circulares, personalistas y que no están relacionados con el tema. Porque se niegan a ver el problema.

Todo esto es un pequeño ejemplo de esta economía del disparate. No es muy bueno, se limita a un gremio "minoritario", pero responde a la lógica del "mercado falso" que vivimos: donde los que tienen capacidad de intervenir y poner reglas que les benefician dicen que la economía es libre, competitiva y "gana el mejor". Donde para que unos pocos ganen mucho, tienen que robárselo a muchos que apenas conservan lo necesario. El progreso para ellos es el modelo chino.

Enlazo todas estas cosas a cuenta del anuncio que Mahou ha retirado tras la polémica de músicos "cobrando" en cervezas y miles de "shares", "retwitts" y whatsapps contra la marca.
Y aún así, he visto mucha polémica en foros de músicos donde no eran capaces de ponerse de acuerdo en si era bueno o malo. Porca miseria. 


domingo, 21 de mayo de 2017

Tunings in blues

Bo Carter, Memphis, 1960




















One fucking hard thing when you play the blues is the tunings. Open ones, standards, altered, name them...I always got frustrated trying to play songs by Muddy or John Lee Hooker because i acknowledged the patterns but the only tuning i could play was the standard one. And it only works for some songs.I found months ago that i wasn't the only one when reading an interview with Danny Kroha (The Gories). He said he had the same problem until he knew of open tunings.
You have open D, open G, open E and other variations like open minors, "spanish tuning" (that refers more to the interval between notes than to a determined key). Open tunings basically works this way: tune your guitar so playing the open strings (no fingers on the fretboard), they play a chord.
And there are too the "altered ones", where only a string or two are tuning differently: drop D, drop C, drop B. They are very used in heavy metal, stoner, southern rock, etc. Because they sound "big", "fat" and even ominous!
This post isn't a thorough explanation of alternative tuning, just a reminder or "eye opener". Enjoy your blues and rock and keep it personal. Most old bluesmen didn't tune following standards, but their own taste and personal pitch. You wanna be like them? Be and express yourself!